INFORMACION

AYUNTAMIENTO

OCIO Y TURISMO





<< < Sep 2017 > >>
L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

SERVICIOS

ALBERGUE MUNICIPAL DE PEREGRINOS

ASOCIACIÓN JUVENIL "EL CANAL"

ANUNCIOS

.. | Fotografías
.. | Cursos

LUGARES Y MONUMENTOS

Antigua fábrica de encurtidos: está situada en el pueblo de Ambasmestas y pertenece al siglo XIX. Es una edificación de amplias proporciones y gran volumen, de dos alturas y planta rectangular dispuesta perpendicular al río.

Quesería: Se sitúa también en el pueblo de Ambasmestas y podemos datar su construcción a principios del siglo XX, con una tipología ecléctica-popular. Es un edificio de tres alturas, muy transformado, que conserva en el cuerpo trasero un mirador acristalado con carpintería de cuadradillos y cubierta de losa.

Pajares: hay muchos, situados en los distintos núcleos de población. Uno de ellos está situado en Ambasmestas, a la salida del pueblo. Se puede datar como perteneciente al siglo XIX y su tipología es popular. Es un pequeño edificio de planta trapezoidal de dos alturas, realizado en mampostería y sillarejo y cubierta a dos aguas de losa. En La Faba podemos ver también varios ejemplos de estas construcciones, que también funcionan como establos para el ganado. Podemos datar su construcción en el siglo XIX.

Camino de Santiago: otro de los atractivos turísticos de esta zona es el paso del Camino de Santiago por varios de sus pueblos. Lleno de asentamientos, remonta el Camino con la carretera nacional a la orilla izquierda del río Valcarce. En el municipio entra por La Portela, continuando por Ambasmestas y cerrándose cada vez más.
Desde Vega de Valcarce asciende, pasando por Ruitelán, dejando la nacional en Herrerías y cruzando a través de un puente romano. En este pueblo, la existencia de un hospital inglés para peregrinos da nombre al barrio de Hospital. De allí a La Faba, La Laguna de Castilla y al Teso de los Santos, a 1.306 metros de altitud, donde una ermita marcaba la entrada a Galicia por la provincia de Lugo.

El pueblo de Vega de Valcarce: Vega de Valcarce es un municipio de la provincia de León, partido judicial de Villafranca del Bierzo, perteneciente a la comarca de “El Bierzo”. Arciprestazgo procedente de la Diócesis de Lugo, se incorpora a la de Astorga en 1945, habiendo pertenecido antiguamente casi en su totalidad a la de León.

Vega es la población principal de todo este valle. El pueblo, no muy grande, pero de bello caserío, se extiende a lo largo del valle, en un paraje saturado de atractivos. Tenía a uno y otro lado de la población dos importantes castillos medievales: Sarracín y Veigas. actualmente sólo se conserva el de Sarracín.

Todo el valle del Valcarce formó señorío en la Edad Media y durante buena parte de ella, fueron los poderosos arzobispos de Compostela los que tenían en sus manos tan altivos y estratégicos castillos, poniendo en ello otros tantos señores subalternos que se repartían el señorío de la comarca. A partir de la Baja Edad Media pasa a la jurisdicción de la Diócesis de León.

Leyendas: Su origen data  del siglo XI y podemos situarla en los pueblos de San Julián y Otero. La historia del pueblo, según la leyenda popular, nace de una familia gallega, que antes de construir la primera casa vivió unos meses en el interior de un castaño. Está situado en las faldas del monte Capeloso y es tierra de antiguos molinos.

Otra leyenda es la ya mencionada al hablar del pueblo de Ruitelán. En la iglesia, a la derecha del altar mayor, todavía se conserva una gruta natural que sirvió de refugio a San Froilán cuando estuvo por estas tierras.

Caminos y “corredoiras”: son también de especial interés turístico y paisajístico. A lo largo de todo el Camino de Santiago a su paso por este municipio podemos disfrutar de ellos. Tiene especial interés el se encuentra a la salida de La Faba, con una longitud de unos 250 metros, ya que es un tramo de calzada romana de gran calidad. Puede apreciarse la roca tallada en su superficie.

 

Castillo de Sarracín: Por la identidad del nombre con el del conde berciano Sarracino, hijo del Conde Gatón, se le ha atribuido la antigüedad del siglo X, aunque luego la historia nos haya conservado pocas noticias suyas durante los siglos posteriores. Sarracino, hijo primogénito del Conde Gatón, le siguió en sus cargos de conde del Bierzo y de Astorga. La fábrica de este castillo es del siglo XIV, fecha en la que pertenece al marqués de Villafranca. Se encuentra en Vega de Valcarce, en la cima de una colina que domina todo el valle, y que se denomina Castro Martín. Se conservan restos de los muros de la edificación, que se organizaba con una planta rectangular irregular con varias dependencias internas.

También se conserva una torre con saetera abocinada y un pórtico elevado en el sur, además de una puerta en arco protegida por un antemuro que origina una entrada en codo.

Antiguas herrerías:

  • Una de ellas está situada en las orillas del río Valcarce, en el pueblo de la Portela, a unos trescientos metros al este del núcleo y su antigüedad data del siglo XIX. Se compone de varios edificios establecidos en la ladera del valle. En una posición más elevada se emplaza la casa y a un lado de ella se sitúa el conjunto de pajares, cuadras y almacenes. En posición más baja está la herrería, que a pesar de tener ala cubierta hundida conserva todos sus muros, con los espacios de trabajo, horno y el espacio bajo el canal del banzao donde se situaba el rodezno del mazo. Aquí, en este pueblo, se cree que debió estar el célebre “portazgo de Valcarce”, al que aluden muchos documentos.
  • El pueblo de Las Herrerías, por el que discurre el Camino de Santiago, debe su nombre a la existencia de cuatro herrerías en las que se trabajaba el hierro y otros metales procedentes de las montañas circundantes. Junto a las Herrerías, un gran pozo del que se extraía cal, le ayudó a ser un gran foco comercial en una época. En este pueblo puede verse todavía una de estas herrerías. En una amplia parcela, al lado del río Valcarce hay un conjunto de edificaciones denominadas “La Herrería”. Tiene dos alturas y está realizado en mampostería y sillarejo con cubierta de losa  a tres aguas. Aquí están situadas las viviendas y la antigua herrería. Hay además, en el segundo cuerpo de la edificación, un molino y una vivienda que actualmente está en uso. Esta edificación es más tardía que la anterior. El molino se sigue utilizando como servicio a la finca, conservando íntegramente su maquinaria, que sustituyó a la antigua instalación de la herrería hidráulica.

Iglesias:

  • Ambasmestas está la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, que es un edificio de planta rectangular, de una sola nave y espadaña sobre la cabecera, que es de pequeño vuelo y con un único cuerpo de campanas rematado en un frontón triangular con dos huecos de medio punto para campanas. En el interior destaca en la cabecera el retablo del altar mayor, que es barroco popular.
  • En La Portela hay otra recientemente restaurada, la de San Juan Bautista. Es de estilo barroco popular y pertenece a los siglos XVII y XVIII. Tiene una planta rectangular, con una sola nave y espadaña. Separa la nave de la cabecera un arco perpiaño de medio punto rebajado ligeramente. Tiene la misma tipología que la cercana iglesia de Ambasmestas, anteriormente descrita
  • En la Faba hay también una iglesia, encomendada a San Andrés, de los siglos XVI y XVIII y con una mezcla de dos épocas: Renacimiento y Barroco. Es un edificio de una sola nave dividida en dos tramos, la cabecera con bóveda de medio cañón y arco perpiaño apoyado sobre pilastras adosadas dando acceso a la nave, que se cubre con estructura de madera a dos aguas con tirantes, situándose después, en elevado, el coro, de madera recortada y con una escalera de acceso muy rudimentaria. El edificio se encuentra en un estado de conservación bastante lamentable, por lo que se espera su restauración en breve plazo. Su patrimonio está compuesto por un retablo de estilo barroco y dos pilas, una bautismal con gallones, y otra de agua bendita de amplia proporción y pie bajo, con igual decoración realizadas en piedras enterizas de sillería.
  • En Ruitelán, situado en la Antigua Nacional VI, está la Iglesia de San Juan, que podemos datar entre los siglos XIII y XVII y que entrocamos en dos estilos, el románico y el barroco. Es una iglesia de una nave, con cabecera cuadrada y espadaña a los pies. La espadaña posee un único cuerpo de campanas, con dobles arcos de medio punto rematados en frontón triangular. Además, en este mismo pueblo, sobre un altozano, por encima de la antigua Carretera Nacional VI, en las afueras del núcleo, podemos encontrar la Capilla de San Froilán, de los siglos XVII-XIX, y en la que sitúa la leyenda del santo del mismo nombre. Es un edificio de una sola nave cubierta a dos aguas con estructura de madera. La parte trasera de la nave queda semienterrada debido a la pendiente, abriéndose en su interior, junto al altar mayor, la boca de una cueva cubierta con bóveda. Tiene una gran escalinata de mampostería que salva el desnivel del terreno en eal que se asienta para su acceso.
  • En Las Herrerías está la Iglesia de San Julián, al sur del núcleo, en un altozano. Es del siglo XVIII y pertenece al estilo barroco-neoclásico. Es un edificio de una nave con cabecera resaltada y espadaña a los pies.
  • En Vega de Valcarce se encuentra situada la Iglesia de la Magdalena, reformada en distintas épocas, por lo que podemos datarla en varias fechas: siglos XVII, XIX y 1958 y 1980. Es un edificio de planta rectangular, de una sola nave y torre campanario de planta cuadrada a los pies. En el exterior, la nave, con cubierta a dos aguas, refuerza sus muros laterales con contrafuertes, completando su volumen con la torre, de dos cuerpos para campanas, con dobles arcos de medio punto en cada una de sus caras, convertidos en el primer tramo en balcones con acceso desde el coro. En la obra de los años 80 se recreció un tercero de menor dimensión. Todo el exterior se  presenta revocado en color amarillo con rejuntados resaltados  en blanco.

Puentes romanos:

  • En Ambasmestas, a la entrada del núcleo, sobre el arroyo Balboa, hay un puente que funciona como paso sobre este y que sirve de acceso al pueblo por la Antigua Nacional VI. De lo que debió ser el original puente romano se conserva un tramo de su estribo muy cercano aguas arriba, de sillería. El puente actual posee una bóveda de cañón de fábrica de mampostería pizarrosa rejuntada con mortero de cal. Ha perdido los pretiles, y se han instalado unos quitamiedos metálicos.
  • En el pueblo de Las Herrerías se conservan dos puentes romanos, uno de ellos recientemente restaurado. Se encuentra situado a la entrada del pueblo y podemos datarlo en el siglo XV, aunque es de tradición romana. Es un pequeño puente de un solo ojo realizado en mampostería pizarrosa de labra tosca.
  • En Ruitelán hay también un puente de una sola bóveda de medio cañón realizado en mampostería tosca pizarrosa. Se mantienen restos del pretil original, conservando una albardilla, constituida por un magnífico sillar de cerca de tres metros de longitud. Ocupa el lugar de un antiguo puente romano, reparado en el siglo XVIII y ampliado a principios del siglo XX, pasando por él el tránsito pesado de la carretera hasta su desviación.
  • Encontramos otro puente sobre el río Valcarce, en el centro del pueblo de Vega de Valcarce, de los siglos XVIII-XIX. Es un puente de un solo ojo en arco de medio punto, realizado con mampostería tosca pizarrosa, con una embocadura de sillarejo de labra imperfecta y un pretil de poca altura.
  • Al subir hacia La Faba, partiendo de Vega de Valcarce, en una vaguada antes de llegar al pueblo, se conserva, casi escondido entre la vegetación, un pequeño puente medieval compuesto por una bóveda en arco de medio punto y una embocadura formada por lajas de pizarra, sin pretil ni trasdós.

Antigua fragua restaurada: también en el pueblo de Las Herrerías, se ha restaurado una antigua fragua, en la que pueden verse los utensilios propios de este oficio y el lugar en el que se realizaban. Se encuentra situada en un mesón, que toma su nombre de la misma: Mesón la fragua: A Casa Do Ferreiro.

Castros: hay bastantes restos de estas antiguas poblaciones, pero no se encuentran señalizadas.

  • En el pueblo de Moñón, situado en el margen izquierdo del río Valcarce, en plena montaña y al que se accede por Ambascasas, se conserva un antiguo castro con enterramientos, de época romana, que recibe el nombre de Castro de Santalla. Se conservan restos de tumbas de losas y también vestigios óseos humanos.
  • En San Tirso hay unos restos prerromanos. Se denominan Anteiro, y se sitúan en un cerro a un kilómetro al SW del pueblo. En la prospección parece que se comprobó la existencia de hoyos redondos llenos de piedras que semejan casas circulares.
  • En Lindoso se cree que puede estar el histórico Castro de la Leitosa. Está situado en la montaña y se accede a él por pistas comarcales que parten desde Herrerías.
  • En La Portela de Valcarce encontramos, encima del pueblo, al oeste, a la altura del Km 424 de la carretera Madrid-La Coruña, restos de una planta redondeada y un foso, que se denominan Los Castros.
  • Castro da VeigaEn Vega de Valcarce, al oeste del núcleo, frente al Castillo de Sarracín. Es un montículo de planta alargada situado a una altitud de 794 metros. Es de origen medieval.
  • San Cristobo – En Herrerías de Valcarce, situado a 500 metros al NE del pueblo. Aparecieron en él tumbas y restos óseos. En este mismo pueblo, al oeste del barrio de Hospital, nos encontramos con el Castro de Peredo, de origen romano. Se pueden apreciar cuatro fosos y algo de pared. En la prospección se encontró gran cantidad de losa y restos de antiguas casas.
  • También en Vega de Valcarce, por debajo de la ermita de San Paio, encontramos los restos del mismo nombre. Son de época medieval y puede verse una sepultura, hecha de losa de pizarra negra, y restos óseos.
  • Finalmente, en San Pedro Nogal se sitúa el Castro de la Modorra, en un montículo al oeste del pueblo. Son restos prerromanos, con una planta oblonga  de 70 y 37 metros de ancho con foso relleno de piedra, como caída de la muralla. Hay también dos hoyos, que semejan casas redondeadas.

Molinos:

  • En Vega de Valcarce puede visitarse uno recientemente restaurado, ejemplo de los muchos que hubo en otra época y de los que todavía se conservan algunos en los distintos pueblos del municipio. Pertenece al siglo XIX y es un pequeño edificio de una planta, con el cauce del caz bajo él, realizado en mampostería enfoscada y cubierta a dos aguas con pizarra y sobre ella buhardillón, al que se ha recrecido en uno de sus lados un cuerpo de una altura, que se presenta encalado, obra de los años 60 probablemente, sin interés. Conserva su maquinaria.
  • En Ruitelán, en las afueras del núcleo, podemos encontrar otro. Es de principios del siglo XIX y conserva interiormente la maquinaria íntegra. Es un edificio de planta cuadrada  y una altura, realizado en mampostería vista y cubierta a dos aguas con pizarra y parcialmente con uralita.
  • En Ambasmestas se conserva también un molino del siglo XIX. Es un edificio de planta casi cuadrada, de una altura con un altillo, realizado con muros de mampostería. En una de las fachadas hay un arco de medio punto realizado en sillarejo dispuesto a sardinel a modo de portada.

Hórreos: en los distintos pueblos del municipio se pueden observar ejemplos vivos de estos graneros típicos de la zona. Por ejemplo, en La Laguna se conservan tres. Datan del siglo XIX, aunque el estado de conservación de dos de ellos es deficiente. Son  hórreos de tipo asturiano de planta cuadrada. En Vega de Valcarce se ha restaurado uno de ellos, traído del pueblo de Laballós, que puede visitarse. También en la Autovía A-6, Madrid-Coruña, puede verse uno de estos hórreos, a su paso por Vega de Valcarce.
DESCRIPCIÓN DE LUGARES DE INTERÉS TURÍSTICO

Antigua fábrica de encurtidos: está situada en el pueblo de Ambasmestas y pertenece al siglo XIX. Es una edificación de amplias proporciones y gran volumen, de dos alturas y planta rectangular dispuesta perpendicular al río.

Quesería: Se sitúa también en el pueblo de Ambasmestas y podemos datar su construcción a principios del siglo XX, con una tipología ecléctica-popular. Es un edificio de tres alturas, muy transformado, que conserva en el cuerpo trasero un mirador acristalado con carpintería de cuadradillos y cubierta de losa.

Pajares: hay muchos, situados en los distintos núcleos de población. Uno de ellos está situado en Ambasmestas, a la salida del pueblo. Se puede datar como perteneciente al siglo XIX y su tipología es popular. Es un pequeño edificio de planta trapezoidal de dos alturas, realizado en mampostería y sillarejo y cubierta a dos aguas de losa. En La Faba podemos ver también varios ejemplos de estas construcciones, que también funcionan como establos para el ganado. Podemos datar su construcción en el siglo XIX.

Caminos y “corredoiras”: son también de especial interés turístico y paisajístico. A lo largo de todo el Camino de Santiago a su paso por este municipio podemos disfrutar de ellos. Tiene especial interés el se encuentra a la salida de La Faba, con una longitud de unos 250 metros, ya que es un tramo de calzada romana de gran calidad. Puede apreciarse la roca tallada en su superficie.